Wednesday, June 4, 2014

Reseña: La Vida No Tiene Nombre

 La Vida No Tiene Nombre
Hola lectores!
Hoy es 4 de Junio, el mes está empezando, y como he prometido, continuaré con mis publicaciones, ésta vez trayéndoles un poco de literatura dominicana.
Les hablaré de un libro que leí el año pasado para un trabajo escolar. Se llama ''La Vida No Tiene Nombre'', y fue escrito por el autor dominicano Marcio Veloz Maggiolo. El libro es breve, de 102 páginas, y cuenta la historia de un gavillero dominicano durante la Intervención Norteamericana de 1916.

ARGUMENTO
Portada original
Ramón es el fruto de un adulterio por parte de su padre, Vieth, con una trabajadora haitiana, Simián, que llegó a la hacienda del señor por casualidad. Nació en el Este, en la provincia del Seibo, donde pasó su juventud. De niño corría, jugaba y casaba lagartijas, pero siempre fue discriminado por ser hijo de una haitiana. Tenía dos hermanos: Fremio y Santa. 
Desde temprana edad, Ramóm recibió desprecio de su padre, la esposa del mismo y Fremio, aunque dicho desprecio también era manifestado en contraparte. Santa era la única que tenía una sana relación con él. Entonces, fue apodado ''el Cuerno'', dado el hecho de ser un hijo ilegítimo de Vieth, y en adelante fue reconocido por el mismo término.
La obra básicamente cuenta la vida de Ramón y todo por lo que él pasó. 
Se cuenta todo desde previo a su nacimiento, pasando por una infancia de malos tratos y abusos, que lo llevaron a odiar profundamente a su padre.
El relato se centra en la actitud errónea del pueblo dominicano ante la ocupación norteamericana más el conformismo con una vida miserable, pero relativamente estable. Es ese conformismo con lo que Ramón difiere, lo  que lo lleva a unirse a los gavilleros, donde lucha e intenta que los dominicanos reaccionen y se unan a la batalla del lado de ''los buenos''. 


MI OPINIÓN
Un mensaje muy importante que aprendí es que uno no puede negar su procedencia y olvidar sus raíces bajo ninguna circunstancia. Ramón siempre tuvo pendiente que era dominicano y que debía defender su procedencia. Además, por falta de esa lección, muchos militares dominicanos aceptaron el asedio y lucharon del lado de los extranjeros, y no del de su propio país, aunque cabe recordar que la labor de los gavilleros se deformó, y sus métodos pasaron a ser un poco inortodoxos. Aquello contribuyó a que fueran llamados delincuentes.
A pesar de esto, yo no los juzgaría, pues claramente tenían escazas opciones; pocos eran los que les brindaban refugio y comida, y ya que claramente tenía que comer, se veían obligados a hacerlo robando.
El pueblo les dio la espalda; se desentendieron de sus hermanos dominicanos. También me conmovió ver el amor fraternal que se tenían Ramón y Santa.
Además, encuentro en este libro algo cercano a mi familia, siendo mi padre del Seibo. Su abuelo en aquél tiempo, según me cuenta él, había sido apresado por los gavilleros durante un período, y el otro de sus abuelos era el alcalde pedáneo del pueblo también durante la intervención.
Advertencia: Continuar leyendo esta reseña podría revelarles datos sobre la historia y el libro.
Yo diría que todos los personajes surtieron algún efecto en mí. En especial ,recuerdo a Chano Aristy, quien prefirió morir antes que denunciar a sus compañeros a los ''yankis''; sufrió torturas inhumanas, y lo hizo sin dudar en sus principios; es por esto  que lo considero admirable. Aunque no es un personaje de tanta incidencia en la historia, fue para mí una gran hazaña lo que hizo.
Finalmente, aconsejo este libro a todos los admiradores de la ficción histórica; Maggiolo ha sido reconocido innumerables veces por su trabajo, y considero que vale la pena aprender un poco de nuestra historia desde una perspectiva más íntima.

Para los interesados en leer el libro, aquí les dejo el link de una versión en PDF libre de costo: La Vida No Tiene Nombre (PDF)


No comments:

Post a Comment